Las marcas exploran nuevas formas de fidelizar a sus clientes

Desde el auge de las inteligencias artificiales no son pocas las marcas que las utilizan para desde analizar las acciones de los compradores como para promocionar los valores fundamentales de las empresas, los minoristas buscan comprometerse a fondo con sus clientes para incrementar la repetición de compra y así fidelizar a sus clientes.

La fidelidad de los clientes es el Santo Grial de los retailers. Las empresas invierten horas de esfuerzo para la encontrar la combinación perfecta de factores que seduce a los compradores para volver, así como qué les hace decantarse una y otra vez por una firma de moda u otra.

La esquiva respuesta puede ser crear una marca que muestre un conocimiento profundo del cliente, sin ser prepotente, y que conecte con él a nivel personal.

Retail Pro Prism ofrece una visión integrada de datos a través de todos los canales. Los retailers pueden crear perfiles de cliente para registrar datos importantes y útiles para mejorar su relación con los clientes.

 

Conocerlos es amarlos

Quién no prefiere comprar en un lugar donde los empleados son considerados, atentos y, si tienes suerte un poco intuitivos?

Es por estas razones que minoristas como Nordstroms y hosteleros como Ritz Carlton se diferencian de los demás. Y por eso tienen una enorme fidelidad entre sus clientes.

La inteligencia artificial (IA) puede ayudar a los minoristas a conocer mejor a sus clientes, ofreciéndoles datos que les ayuden a proporcionar experiencias personalizadas con recomendaciones de productos específicos.

Las marcas pueden adaptar las experiencias de compra a los intereses de los clientes, basándose en los hábitos de navegación web y los datos de compra en tiempo real.

Saber qué le interesa a un cliente concreto permite a las empresas seleccionar sus productos y cuáles les va a mostrar.

Es más, para mantener una experiencia fresca y mantenerse relevante, la IA puede utilizar datos de navegación para automáticamente presentar a los compradores nuevas secciones de productos cuando visitan la tienda online.

Eso crea excitación en el cliente hacia nuevos productos, prevee el aburrimiento y ayuda a fomentar comportamientos de compra espontáneos, especialmente en dispositivos móviles.

Personalizar las experiencias de compra es vital para la interacción, retención y fidelización del cliente en el entorno comercial actual. 
 

La personalización está además vinculado con altos ratios de conversión y venta de productos. De acuerdo con McKinsey, la personalización puede proporcionar de 5 a 8 veces el ROI del gasto en marketing e incrementar los ingresos un 10% o más.

La IA crea experiencias fluidas que dejan a los compradores satisfechos y dispuestos a volver.

La personalización de los e-commerce usa los datos de la empresa para recomendar ventas cruzadas y aumentar el importe del carrito de compra mostrando artículos relevantes para los compradores.

Al sintetizar las acciones de los compradores en el sitio, la IA puede ofrecer recomendaciones adaptadas a los gustos de cada cliente.

Se trata de una estrategia destinada a ofrecer una mejor experiencia al cliente y mayores tasas de conversión.

Un ejemplo sería AppCard de Retail Pro que permite a los minoristas aprovechar todos los datos recopilados de su sistema de puntos de venta y utilizar la IA para crear estrategias de marketing personalizadas con el fin de aumentar la fidelidad de los clientes y a su vez, la retención.

 

La proposición de valor

 

Conocer y atender a los valores de tus clientes puede ayudar a fomentar la repetición.

La compra basada en valores tiene en cuenta algo más que el precio, la calidad y la comodidad.

Estos clientes miran factores como la sostenibilidad, las prácticas de venta de segunda mano, como la producción cruelty-free, la utilización de materiales locales y prácticas laborales responsables.

La sostenibilidad es un concepto muy amplio. Puede incluir a los minoristas que venden ropa o muebles de segunda mano, por ejemplo.

Algunas marcas como Patagonia y Coach, ambs incorporan tanto productos nuevos como de segunda mano.

Estos minoristas cuentan con fieles seguidores que disfrutan especialmente con los hallazgos «vintage» de sus marcas favoritas.

Por el contrario, los productos de segunda mano suelen estar disponibles a precios más bajos, lo que supone un cómodo punto de entrada para un nuevo tipo de clientes.

La sostenibilidad puede además incluir retailers que apoyan determinadas prácticas de entrega, agrupando pedidos de áreas similares, proveyendo envíos con materiales eco-friendly y acortando la huella de carbono de sus cadenas de suministros y operaciones.

A veces sólo es cuestión de buscar puntos de fricción para encontrar opciones alternativas para esas operaciones. 
 

Con Retail Pro Prism, los minoristas tiene una vista integrada de los datos, desde todos los rincones de operaciones y ellos pueden analizar toda la fotografía y buscar nuevas formas de eliminar pasos o desplazamientos innecesarios.

La venta al por menor basada en el valor es más que una palabra de moda. Es un mercado saturado, es un diferenciador de marca y fomenta la fidelidad.

Hay otros factores, además del precio justo y de la que comodidad, que animan a los clientes a volver. Un conjunto sólido de valores de marca fomenta la inversión emocional y posiciona una marca como la mejor solución para las necesidades de los clientes.

La tecnología basada en la IA puede ayudar a las marcas a crear la experiencia del cliente que impulsa el éxito.

Recuerda que en Cosin somos partners exclusivos en España de Retail Pro. Si estás interesado en este sistema de gestión retail o necesitas cualquier otra solución para tu negocio ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.